Habait Hayehudi

Un sitio em la web para casarse y crear un hogar judío

Fecha de apertura del sitio web:
7 de Adar Beit de 5782

Habait Hayehudi significa Hogar Judío

Somos un sitio de presentación con shidujim capacitados en la técnica de presentación on-line de Cláudia Moscovich para shiduj. Nuestro objetivo es buscar unir parejas de nuestra comunidad en cualquier parte del mundo para el shidujim y con esto formamos varios hogares judíos.

Somos conscientes de las dificultades de encontrar un entorno adecuado para ello. Y en nuestra web tenemos este entorno.

Formar una pareja es un gran milagro, así como Hashem abrió el mar para que el pueblo judío saliera de Egipto, formar una pareja es una sociedad total con Hashem tal como fueron elegidos en el cielo. Por eso es importante aprovechar el libre albedrío con voluntad y determinación para querer conocer a alguien que ya está destinado a formar juntos un verdadero hogar judío.

Hacer tu parte, registrarte y estar abierto a hablar con diferentes personas, te preparará para encontrar tu otra mitad y juntos formarán una unidad. Un edificio perpetuo. ¡BH!

¿Cómo encontrar el amor verdadero? Encontrar una pareja y formar un hogar judío

En la historia de la creación del mundo descrita por la Torá, encontramos un pasaje en el texto después de que Hashem creó al hombre, dijo: «No es bueno que el hombre esté solo».

Hashem determinó que el ser humano necesita un compañero, pero Eva tardó un tiempo en ser creada. Primero fueron creados todos los animales, y Hashem le pidió al ser humano que los nombrara. Al final de esta parte, está escrito «… pero el hombre no encontró compañera que fuera compatible con él».

El Midrash tiene la respuesta Hashem estaba «actuando como un casamentero», tratando de emparejar al primer hombre con cada animal en el jardín.

Esta historia puede parecerse a una cita a ciegas. Así que vas al hotel, bastante nervioso, preguntándote cómo será la cita cuando ella llegue.

Y cuando llega alguien experimentas una sensación abrumadora. Imagina a Adam en el vestíbulo del «hotel paraíso» esperando ansiosamente. ¡Y quien llega es un elefante, o una jirafa! «Esto no va a funcionar Hashem».

Pobre Adán. Conoció a todos los animales y no estaba contento. ¿Por qué Adán no estaba contento con un animal como compañero en su búsqueda de amor y unidad?

Porque los animales están subordinados al hombre y no son iguales a él. Y es por eso que Adán no podía dejar de estar solo porque no podía encontrar el amor verdadero en un ser subordinado y dominado.

La Torá es bastante clara al describir el compañero ideal de Adán. Ella debe ser «Kenegda». La palabra hebrea Kenegda significa «contra, opuesto, paralelo». Hashem tiene la intención de que la pareja de Adán sea alguien que de una manera muy positiva y respetuosa lo «enfrente de frente», haciendo que ella se relacione con él en el mismo nivel.

La Torá y la Cabalá consideran la relación de cada pareja como parte de un proceso que repara la relación de Adán y Eva y, al hacerlo, recibe la luz del amor de regreso al mundo. El verdadero amor no se puede lograr a través de la dominación. Se necesita respeto mutuo, reconocimiento del potencial de cada uno, incluso si piensan diferente, y mucha generosidad.

Tomado del Libro Luz Infinita por el Rabino David Aaron

Nuestras tradiciones y mitzvot que dan vida al hogar judío